LOS VOLUNTARIOS

Marta Elena Álvarez Azurdía, Directora y fundadora

Marta fue perito contador, bombero y trabajó para el proyecto americano Camino Seguro antes de fundar en 2005 el Semillero Mi Ángel Guardián.

Viendo que la ayuda venía en su mayoría del extranjero y que las iniciativas locales eran pocas, Marta se atrevió, con la ayuda de Dios, a fundar un
proyecto enteramente guatemalteco a fin de ayudar a su pueblo, especialmente a los niños de su comunidad y a sus madres para que tuvieran el cariño y la felicidad que merecían.

Cada día, los niños llenan su corazón de alegría.

LOS VOLUNTARIOS

Voluntarios extranjeros

En 6 años, más de 300 voluntarios extranjeros han colaborado con el Semillero.

Tuvimos la ayuda de voluntarios de diferentes países:
Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra, Italia, Sri Lanka, Suecia, Suiza, Taiwán, Turquía y Uzbekistán.

Además de ayudar a los niños con sus tareas y hacer manualidades con ellos, los voluntarios extranjeros permitieron la mejora del proyecto con diferentes trabajos físicos:  pintura, construcción de sanitarios y de salones, colocación de pisos de cemento y cerámica, trabajos eléctricos, etc.

Ellos nos enseñaron prácticamente todo lo que ahora sabemos de agricultura y manualidades; por eso les consideramos como los Ángeles del proyecto. Les recordamos también que, económicamente, el proyecto sobrevive únicamente gracias a la generosidad de estos Ángeles venidos del mundo entero.

Si usted está interesado(a) a vivir una experiencia de voluntariado con nosotros, por favor contáctenos vía email. Tenemos contactos con escuelas de español y también contamos con opciones de alojamiento.