LA MISSIÓN

La misión del Semillero Mi Ángel Guardián es primero educativa: ofrecer a los niños y jóvenes de Santa Ana y de sus alrededores un reforzamiento escolar, además de talleres, permitiéndoles desarrollar no sólo sus habilidades académicas pero también artísticas, sociales y deportivas asegurando su desarrollo integral y el de su familia.
EL SEMILLERO

Nuestro proyecto abrió sus puertas a los niños de escasos recursos de nuestra comunidad el 16 de septiembre del 2005.

El sueño se hizo realidad para la fundadora y directora Marta Elena Álvarez Azurdía de poder dar una ayuda pedagógica a estos niños al mismo tiempo una alternativa a la vida de la calle a fin de prevenir problemas sociales como el alcoholismo, la drogadicción, la delincuencia y las maras.

Debido a la falta de trabajo en nuestro país, las madres solteras deben buscar una ayuda económica para satisfacer las necesidades de su familia, haciendo trabajos de limpieza mal pagados y abandonando a sus niños, sin poder darles la atención que merecen.

Al abrir el proyecto se inscribieron 17 niños bajo la responsabilidad de dos voluntarios adultos guatemaltecos.

Actualmente, estamos trabajando con 40 niños.
Más de 300 voluntarios extranjeros nos han ayudado a lo largo de estos 6 últimos años.

Podemos acoger a los niños desde las 2 hasta las 6 de la tarde y ofrecerles una ayuda pedagógica así como la participación a diferentes talleres.